Etnopsicología: El Mal de Ojo y otras psicopatologías
¿Quieres publicar tu artículo en Psicomemorias y ayudarnos en nuestra misión de divulgar psicología?
¡Claro que quiero!

Etnopsicología: El Mal de Ojo y otras psicopatologías culturales

Miedo a perder el semen, a que el viento te vuelva infértil o a que el Wendigo te posea, son algunos de los síntomas de los trastornos psicológicos más raros de los que se tiene constancia. En Psicomemorias nos hemos decidido a traeros los más llamativos e interesantes*.

Los trastornos psicológicos pueden deberse a múltiples causas: genéticas, hormonales, sociales, ambientales, lesiones orgánicas, etc. El peso de cada uno de estos factores es diferente en cada trastorno y, en el caso de los que vamos a describir a continuación, los factores culturales determinan en gran medida el desarrollo de los síntomas asociados a la psicopatología.

Las diferentes culturas determinan la forma en que se desarrollan las psicopatologías.

Las diferentes culturas determinan la forma en que se desarrollan las psicopatologías.

Hay que entender que las características concretas del país o cultura que originan estos problemas influyen de forma principal debido a las características sociales (sociedades con unos valores muy exigentes con las mujeres solteras, por ejemplo), geográficas (lugares de difícil acceso que fomentan el aislamiento), climáticas (condiciones ambientales que dificultan el desarrollo normal de la vida), históricas (hechos concretos ocurridos en el pasado que sensibilizan a la población sobre ciertos miedos) o educativas (desconocimiento e incultura generalizada en el país).

Para comprender bien estos trastornos nos gustaría dejar claro de antemano ciertos conceptos que van a nombrarse posteriormente:

  • Síntomas psicosomáticos: hacen referencia a síntomas físicos (como pueden ser dolores musculares o articulares, disfunción en algunos órganos, etc.) que no tienen explicación orgánica o física y que, por tanto, se asume su origen en problemas emocionales o psicológicos.
  • Síntomas psicóticos. La psicosis es la ruptura total o parcial con la realidad. Los síntomas psicóticos pueden ser alucinaciones (oír voces que no existen, ver cosas irreales o sentir que te tocan), ideas delirantes (falsas creencias basadas en una conclusión incorrecta sobre la realidad externa, por ejemplo convencimiento de que se es un espíritu sanador) el lenguaje desorganizado (inventar palabras, alterar la lógica de las frases, hablar en un lenguaje excesivamente cargado de formalismos, etc.), o una conducta extraña y peculiar (posturas extrañas, inmovilismo sin causa orgánica, imitación de movimientos vistos en otras personas).
  • Ataque de pánico: es un episodio intenso de miedo o molestia durante el cual aparecen de forma brusca una serie de síntomas (sudoración, palpitaciones, sensación de ahogo, miedo a morir, mareo, temblor, dolor en el pecho, etc.). No están asociados de forma específica a ningún suceso o estímulo.
  • Episodios disociativos: es una ruptura entre los procesos mentales de la persona (pensamientos, emociones, memoria, identidad), estando cada uno por separado, de forma no integrada. Suelen darse tras un episodio traumático que no se ha gestionado adecuadamente. 

A continuación vamos a comentar alguno de los trastornos culturales más curiosos:

Amok (Malasia)

Episodio disociativo caracterizado por un período de depresión seguido de una manifestación de comportamiento violento, agresivo u homicida, dirigido a personas y objetos. El episodio se desencadena al percibir una falta de respeto o de un insulto hacia uno mismo y parece ser más común entre los varones. A continuación es muy común un episodio de amnesia, autolesiones o suicidio. Amok es una palabra malaya que significa “matar y atacar con ira ciega”. Se ha descrito en zonas diferentes a Malasia, por ejemplo en Connecticut.

Shen-k’uei (Taiwan), Shenkui (China)

Se trata de una calificación popular china que describe síntomas de ansiedad o crisis de angustia, que se acompañan de quejas de carácter físico para las que no existe una causa física demostrable. Los síntomas incluyen inestabilidad, lumbalgia, fatiga, debilidad general, insomnio, pesadillas frecuentes y quejas de disfunción sexual (como eyaculación precoz o impotencia). Los síntomas son atribuidos a una excesiva pérdida de semen, a consecuencia de relaciones sexuales frecuentes, masturbación, poluciones nocturnas y emisión de «orina blanca y turbia», que da la impresión de contener semen. La excesiva pérdida de semen alarmante al creer que implica la pérdida de una esencia vital y puede representar una amenaza para la vida. En las mujeres hay miedo a generar semen, y en los hombres a perderlo.

Koro (China, India, Sudeste asiático)

En hombres, es un miedo irracional a perder el pene, por tener la sensación de que éste o los genitales en su conjunto se están haciendo cada vez más pequeños y que llegarán a desaparecer. En las mujeres el miedo se centra en que los pezones se retracten y desaparezcan. El koro a veces se presenta de forma epidémica en áreas del este de Asia. Este trastorno normalmente desaparece con una explicación racional al respecto.

Mal de Ojo (Culturas mediterráneas principalmente)

Afecta fundamentalmente a niños y mujeres y se caracteriza por insomnio transitorio, gritos sin causa aparente, diarrea, vómitos y fiebre. Es un ejemplo de cómo las leyendas de cada cultura pueden llegar a generar trastornos en la población más sensible.

Un nazar, piedra del mal de ojo, ojo turco u ojo griego es un amuleto para "proteger" contra el mal de ojo.

Un nazar, piedra del mal de ojo, ojo turco u ojo griego es un amuleto para «proteger» contra el mal de ojo.

Nervios, Nerves (Hispanoamérica, Norte de Europa, Grecia, Egipto)

Los nervios se refieren tanto a un estado de vulnerabilidad frente a experiencias de estrés cotidiano como a un síndrome producido por circunstancias difíciles en la vida. El término nervios incluye una amplia variedad de síntomas de malestar emocional, alteración somática e incapacidad para la actividad. Los síntomas más frecuentes son cefaleas y «dolor cerebral», irritabilidad, alteraciones gástricas, trastornos del sueño, nerviosismo, llanto fácil, dificultad para concentrarse, temblor, sensación de escalofríos y picores, y mareos. Los nervios tienden a ser un problema continuo, aunque variable en el grado de incapacidad que provoca. Los nervios es un síndrome muy amplio, que va desde casos sin trastorno mental hasta cuadros que se parecen a los trastornos adaptativos, de ansiedad, depresivos, disociativos, somatomorfos o psicóticos. Es lo que en el argot popular de nuestra cultura conocemos como estar “malo/a de los nervios”.

Pa-Leng, Frigofobia (Taiwán, Sudeste asiático)

Miedo obsesivo al frío (frigofobia) y al viento (anemofobia). Los afectados están convencidos de que produce impotencia, fatiga o muerte. Pa-leng significa literalmente frío o la estación fría.

Taijin Kyofusho,  Antropofobia (Japón)

Se da sobre todo en varones jóvenes. Presentan los característicos síntomas de la fobia social (evitación o miedo a la interacción social y al juicio de los demás) junto con dolores somáticos, cansancio e insomnio. Se suele describir como un subtipo de fobia social, ya que se refiere a un miedo intenso del individuo a que su cuerpo, sus partes o funciones ofendan, molesten o sean desagradables a otras personas, por el aspecto, el olor, las expresiones faciales o los movimientos. Este síndrome se incluye en el sistema diagnóstico oficial japonés de trastornos mentales.

Ufufuyane, Saka (Kenia, Sudáfrica)

Es un estado de ansiedad cuyo origen es atribuido por el paciente al efecto de pociones mágicas de enamorados que ha rechazado, o debido a la posesión de espíritus. Es característico la presencia de sollozos, alaridos, invención de palabras (neologismos) parálisis corporal, estados de trance y convulsiones. También se pueden dar pesadillas de contenido sexual y raramente ceguera temporal. Suele darse en mujeres jóvenes y solteras.

Zar (Etiopía, Somalia, Egipto, Sudán, Irán y otras sociedades norte y medioeste africanas)

Experiencia de que los espíritus poseen a un individuo. Las personas poseídas por un espíritu pueden experimentar episodios disociativos que incluyen gritos y susurros, estereotipias, golpes de la cabeza contra la pared, cantar o llorar. Los individuos pueden mostrar apatía y aislamiento, rechazar la comida y las actividades cotidianas o desarrollar una relación duradera con el espíritu que los posee. Aunque en nuestra cultura sería patológico, Este comportamiento no es considerado como tal en la sociedad en la que se desarrolla.

Psicosis por Wendingo (nativos de Nordeste americano)

Tradicionalmente los casos se asimilaron a posesiones del Windigo, con víctimas (generalmente varones) que se volvían monstruos caníbales. Los síntomas incluían depresión, sentimientos homocidas o suicidas, y una idea delirante o deseo compulsivo de comer carne humana. La mayoría de las víctimas eran personas rechazadas socialmente o al borde de la muerte. Las primeras investigaciones describieron los episodios precipitadas por hambre crónica o mitos culturales sobre inanición y monstruos (en los pueblos se contaban historias relacionadas con la practica del canibalismo para sobrevivir a los duros inviernos). Algunos estudios recientes sobre el problema son controvertidos y cuestionan la existencia del síndrome, basándose en que los casos fueron realmente producto de acusaciones hostiles inventadas para justificar el destierro de las víctimas o su ejecución.

Pibloktoq, Histeria del Ártico (Esquimales del Ártico)

Podemos imaginarnos que la vida en el Ártico debe ser dura por sus condiciones climatológicas extremas que, sin duda, no hacen de la vida algo cómodo y sencillo. La falta de sol, el frío extremo, y el estado desolado de la mayoría de los pueblos de la región pueden provocar tremendas secuelas en la salud mental de los esquimales. Una de ellas es este tipo de episodio brusco y disociativo que se acompaña de una extrema excitación de más de 30 min de duración y, frecuentemente, de crisis convulsivas y coma que dura más de 12 horas. El individuo puede estar retraído o ligeramente irritable por un período de horas o días antes de la crisis y presentará una amnesia completa de la misma. Durante la crisis, el individuo puede rasgar sus ropas, romper muebles, gritar obscenidades, defecarse, escapar de su refugio o efectuar otros actos irracionales o peligrosos. Los científicos creen que la razón detrás de semejante ataque puede ser la hipervitaminosis A, que es como se llama al exceso tóxico de vitamina A. Las vísceras de los peces conforman gran parte de la dieta del pueblo inuit, y éstas pueden contener concentraciones altas de vitamina A.

Las condiciones de vida del pueblo inuit pueden ser muy duras.

Las condiciones de vida del pueblo inuit pueden ser muy duras.

Ataque de nervios (Grupos latinoamericanos y latinomediterráneos)

Los síntomas más frecuentes incluyen gritos y llanto incontrolables, temblor, sofocación y agresión verbal o física. Las experiencias disociativas, los episodios de pérdida de conciencia, y los gestos suicidas están presentes en algunos ataques, pero faltan en otros. La característica general de un ataque de nervios es el sentimiento de estar fuera de control. Los ataques de nervios aparecen frecuentemente como resultado directo de un estrés relacionado con la familia (p. ej., noticia de la muerte de un pariente cercano, separación o divorcio de la esposa, conflictos con la esposa o los niños, o presenciar un accidente en el que está implicado un miembro de la familia). Las personas pueden experimentar amnesia para lo que ocurre durante el ataque de nervios, pero volver rápidamente a su estado habitual. No se trata de crisis de angustia, pues en éstas no hay un desencadenante específico y hay miedo ante los síntomas físicos que se experimentan.

Reacción psicótica de Qi-Jong (China)

Se produce un episodio psicótico agudo tras practicar de forma excesiva el Qi-Jong, que es una técnica china para mejorar la salud, compuesta de ejercicios de relajación, respiración y movimientos específicos. Suele acompañarse de síntomas disociativos.

Muchos de estos trastornos han desaparecido o lo irán haciendo a medida que la globalización avance y las culturas de cada región vayan diluyéndose en la cultura global. Por ejemplo, lo que hace siglos eran posesiones demoníacas o conjuros, hoy día podría encajarse dentro de trastornos psicológicos completamente estudiados y baremados. La ciencia va arrojando luz a lo que en su día era oscuridad.

La divulgación de los conocimientos científicos disminuirá la incidencia de muchos de ellos, originados en su totalidad por miedos irracionales; mientras que otros nuevos surgirán para cumplir la misma función que ya cumplían sus antecesores, o para dar respuesta a nuevos miedos. Pero, ¿cuáles serán esos nuevos trastornos y qué herramientas usará la Psicología para tratarlos?

* Todos los trastornos mencionados están registrados en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) y/o en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).

Para saber más…

Sobre Javier Corchado

Psicólogo. Ha participado en diversas investigaciones sobre Psicooncología en la Universidad de Sevilla. Desde 2010 a 2015 colaboró con la Asociación Española Contra el Cáncer, al principio como voluntario en el Hospital Virgen de Macarena y desde 2012 como voluntario online en www.aecc.es. Actualmente estudia para pertenecer al Cuerpo Superior Técnico de Instituciones Penitenciarias en la especialidad de Psicólogo, a la vez que es editor y autor en Psicomemorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás también te guste...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar