Entrevista a Irene Viedma: Devolviendo la posibilidad de ser feliz - Psicomemorias
¿Quieres publicar tu artículo en Psicomemorias y ayudarnos en nuestra misión de divulgar psicología?
¡Claro que quiero!

Entrevista a Irene Viedma: Devolviendo la posibilidad de ser feliz

La Fundación Márgenes y Vínculos es una organización social sin ánimo de lucro dedicada a la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes que viven situaciones de abandono, maltrato y/o abusos sexuales con el objetivo de que puedan ejercer su derecho a crecer en un entorno social y familiar que les proporcione seguridad y afecto. Dentro de los programas que lleva a cabo esta fundación, destacamos hoy el de Acogimiento Familiar que da servicio a Cádiz y parte de Sevilla. Es en la sede hispalense donde trabaja Irene Viedma como psicóloga desde 2011.

Irene Viedma

¿Qué labor desarrollas dentro de la Fundación Márgenes y Vínculos?

En la actualidad, mi labor profesional consiste en realizar el seguimiento de menores y apoyo a familias acogedoras, hacemos también el estudio diagnóstico de la situación sociofamiliar de las familias biológicas y las valoraciones de Idoneidad de las familias que desean acoger. Por otro lado, llevamos a cabo la impartición de cursos obligatorios para familias acogedoras “Formación para Familias Solicitantes de Acogimiento Familiar”, y realizamos Talleres de Formación Continua para las familias acogedoras. (Ésta es una parte del trabajo que realizamos. Otras compañeras/os desempeñan importantes funciones, como por ejemplo, la difusión y captación de familias, atención de llamadas telefónicas, estudio de expedientes de menores en búsqueda de familia, etc. Somos eslabones de una gran cadena).

El seguimiento de menores consiste en la realización de actuaciones encaminadas a comprobar que el/la menor acogido/a está recibiendo un cuidado adecuado, orientado a su desarrollo integral. Es decir, valoramos si los niños/as están bien atendidos en la familia acogedora y potenciamos la elaboración de Historia de Vida –reparación del maltrato sufrido a través de la intervención psicológica-. Si es necesario derivamos a recursos especializados (atención temprana, logopedia, salud mental, etc.), a través de una labor continua de asesoramiento/acompañamiento a las familias acogedoras.

El estudio diagnóstico de la familia biológica es un trabajo conjunto entre una psicóloga y una trabajadora social. Se valoran aspectos sociales y psicológicos de la familia biológica (trabajando también en coordinación con nuestra asesora jurídica) y tras el estudio, proponemos al Servicio de Protección de Menores (SPM) la reunificación o no reunificación del menor con sus familiares.

En las valoraciones de idoneidad de las familias, tanto ajenas como extensas, trabajamos en equipo una psicóloga y una trabajadora social, valorando aspectos sociales y psicológicos de la familia, y tras este estudio, proponemos al Servicio de Protección de Menores (SPM) la idoneidad o no idoneidad de dicha familia.

Los Cursos para solicitantes de acogimiento familiar son obligatorios según el Decreto de Acogimiento y Adopción 282/2002; así como la actual ley 26/2015 da a los Talleres de Formación continúa, carácter obligatorio. El objetivo de los Talleres es que las familias acogedoras cada vez se perciban más competentes para hacer frente a todas las necesidades que presentan los niños/as susceptibles de acogimiento, estando adecuadamente formados para asegurar el bienestar de los niños/as, en un proceso de reciclaje continuo.

¿Trabajas con otros profesionales a parte de psicólogos?

Nuestro equipo es multidisciplinar, está formado por psicólogos/as, trabajadores/as sociales, educadores/as y abogados/as. Las decisiones son tomadas en equipo, supervisadas por las coordinadoras, así como por la Dirección del Programa.

Como hemos mencionado en Psicomemorias, el acogimiento familiar no es muy conocido en nuestro país pese a que miles de menores se encuentran viviendo bajo esta medida de protección a la infancia. ¿Conocías tú el acogimiento familiar antes de trabajar en esta Fundación?

Mi primera toma de contacto con el acogimiento familiar fue durante la carrera de Psicología (2003-2008), concretamente en la asignatura de “Contextos de Desarrollo e Intervención” impartida por D. Jesús Palacios. Posteriormente en el Máster de Intervención y Mediación familiar de la Universidad de Sevilla, volví a reencontrarme con el acogimiento familiar, realizando prácticas profesionales en la entidad APRONI, durante el año 2009. Fue entonces cuando empezó mi andadura en el apasionante mundo del acogimiento profesional. Seguidamente obtuve una beca para realizar una estancia en Bristol (Inglaterra) colaborando en Foster Care Associates en 2010. Cuando regresé a España, tuve el honor de colaborar con D. Jesús Palacios en el Manual de Valoración de Idoneidad para Acogimiento Familiar, estando en contacto con las diferentes Instituciones Colaboradoras de Integración Familiar (ICIFs) de Andalucía (Alcores de Huelva, Fundación Márgenes y Vínculos y ACCAM en Cádiz, Fundación Márgenes y Vínculos y APRONI en Sevilla, AVAS en Córdoba, Hogar Abierto e Infania en Málaga, Apraf en Jaén, y Cruz Roja en Almería). De este modo, entré en contacto con la Fundación Márgenes y Vínculos, Fundación en la que trabajo desde 2011. Por otro lado, deseo poner mi granito de arena en todo lo relativo al acogimiento, y actualmente soy alumna de doctorado en la línea de investigación «Desarrollo Psicológico e Intervención Psicoeducativa en la Familia, la Escuela y otros Contextos Evolutivos», siendo mi tutor y directora, respectivamente, D. Jesús Jiménez y Dña. Mª Carmen Moreno.

¿Desde cuándo existe legalmente el acogimiento familiar? ¿Qué recurso existía antes para estos menores?

La Ley 21/1987 de modificación del Código Civil define por primera vez la figura de acogimiento familiar, estableciendo el principio de la primacía del interés superior del menor. Se sustituye el concepto de “abandono” por el de “desamparo”, y se desjudicializa la materia de protección de menores (a partir de este momento tiene competencia la administración, y no los jueces como había ocurrido anteriormente). Previo a la Ley 21/1987 se protegían a los menores en situación de abandono, y a partir de esta ley, se reconocen también otros tipos de maltrato (negligencia, maltrato físico, psicológico, etc.). Si bien, el acogimiento familiar ha tenido lugar desde la antigüedad: padres que pedían a los vecinos que cuidarán de sus hijos mientras ellos trabajaban en otra ciudad, en otro país, o cumplían condena en prisión… abuelos/as, tíos/as que cuidaban de los nietos, sobrinos… ante el abandono de sus progenitores; son los llamados acogimientos de hecho. A raíz de la definición de “Desamparo” los menores disponen de una mayor protección a nivel legal. Actualmente nos regimos por la Ley 26/2015 de 28 de Julio de Modificación del Sistema de Protección a la Infancia y a la Adolescencia. Seguimos el Decreto 282/2002, pero estamos a pendientes de que la legislación autonómica se desarrolle en base a las previsiones que marca la nueva ley.

¿Difiere mucho el sistema de acogida familiar de nuestro país al de otros países europeos?

La base es común: existe un sistema de acogida temporal y permanente, siendo el objetivo la protección de la infancia (menores en situación de desprotección/desamparo). La labor principal en el acogimiento familiar es la evaluación del maltrato sufrido por parte del/la menor con la consiguiente elaboración del plan de intervención terapéutico para la reparación de las secuelas que dicho maltrato ha originado en la estructura psicológica de la persona.

Si bien, existen diferencias con respecto a otros países. Fundamentalmente, con respecto a Inglaterra, son dos las diferencias que a mi parecer existen: por un lado, las PARTIDAS PRESUPUESTARIAS dedicadas a la materia de acogimiento familiar, y por otro lado, la CULTURA DE ACOGIMIENTO FAMILIAR que existe en el país. Al disponer de más recursos económicos en Inglaterra, todas las familias (temporales y permanentes) reciben una remuneración económica, por lo que muchas familias pueden “permitirse la acogida de estos menores”. Asimismo, existen muy buenas campañas de difusión y publicidad; por ejemplo, si por la calle preguntas a alguien sobre acogimiento familiar, prácticamente todo el mundo tendrá conocimiento de ello, algo que lamentablemente no ocurre en España.

Inglaterra está muy comprometida con el acogimiento familiar, y los acogedores y acogedoras gozan de un gran reconocimiento social, entendiéndose que desempeñan una labor esencial para la comunidad.

Igualmente, existen diferencias de forma en cuanto a los tipos de acogimiento (ver lista). A modo de ejemplo, la dueña de la casa donde yo me alojé durante mi estancia en Bristol, era acogedora de madres menores de edad, su último acogimiento había sido el de una chica de 16 años con su bebé de 1 año.

Foster Care Asocciates

(Bristol, Inglaterra)

Fundación Márgenes y Vínculos
(Sevilla, España)

EMERGENCY

Acogimiento de Urgencia

SHORT TERM

Acogimiento Temporal

LONG TERM

Acogimiento Permanente

DISABLED CHILDREN

Acogimiento Profesionalizado

UNACCOMPANIED ASYLUM SEEKING CHILDREN

KAFALAS

RESPITE (Familias Respiro)

Menores que viven con su propia familia o con su familia acogedora, pero que tienen estancias cortas con otra familia de acogida, para dar un descanso a sus familiares o cuidadores principales

REMAND

Cuidado de jóvenes que son enviados por los tribunales a la atención pública. Estos acogimientos suelen ser a corto plazo y requieren que el cuidador trabaje estrechamente con un equipo de delincuencia juvenil

PARENTS AND CHILDREN

Cuidado de un/a joven con su hijo, o una joven embarazada.

En España existe el programa para mayores de 18 años, se les concede un piso para ex tutelados y se ofrece acompañamiento psicológico y orientación laboral.

¿Qué crees que podría mejorarse del sistema que existe actualmente en nuestro país?

Creo que nuestro sistema de acogimiento podría mejorar, si se contara con adecuadas partidas presupuestarias, que dieran la posibilidad de remunerar a todas las familias acogedoras (temporales y permanentes) pudiendo realizar grandes campañas de difusión, para dar a conocer el recurso.

¿Qué cosas has aprendido trabajando con estas familias, tanto las biológicas como las acogedoras?

De las familias acogedoras, me asombra su espléndido altruismo, su gran corazón y profesionalidad.

El aprendizaje para mí en este trabajo es diario. En general, he aprendido que los patrones generacionales del maltrato suelen repetirse. Por ello, es vital romper la “cadena” de maltrato, para que los menores que se benefician del recurso de acogimiento, puedan reparar las secuelas emocionales, y lleguen a integrar que las personas que te cuidan, deben ofrecer el derecho inalienable de protegerte. De este modo, estos niños/as de hoy, serán adultos que podrán y sabrán querer y proteger a sus propios hijos en el futuro. De las familias biológicas he aprendido a no juzgar, entendiendo que son parte fundamental en el trabajo de reparación que deben hacer los menores.

De las familias acogedoras, me asombra su espléndido altruismo, su gran corazón y profesionalidad. Realizar las entrevistas tanto a las familias biológicas como a las familias acogedoras, es un aprendizaje para la vida. Si bien, debo añadir, que los GRANDES MAESTROS, aquí, son los niños/as, por su resiliencia, por las lecciones de superación y de AMOR que nos regalan todos los días.

¿Cuáles son las dificultades más frecuentes con las que los niños y niñas, además de sus familias, se encuentran durante el proceso de acogida?

En mi opinión, la mayor dificultad que encuentran los menores es la falta de aceptación de la situación de acogimiento por parte de sus familias biológicas. Trabajamos también con la familia biológica con el fin de que acepten dicha situación, lo cual favorecerá el pleno desarrollo del niño/a. Los menores necesitan el “permiso” de su familia de origen para integrarse plenamente en su familia acogedora.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y lo que menos?

Sinceramente es difícil encontrar algo que no me guste del trabajo en sí. Quizá el momento más difícil es cuando recibimos al niño/a inmediatamente después la retirada de su familia biológica. Vienen en un estado muy deficitario a todos los niveles, y cuanto más tiempo están en los contextos de riesgo (en este caso con sus familias de origen) mayores son las secuelas y las carencias emocionales que poseen y que hay que reparar.

Lo que más me satisface es la cara opuesta a los momentos más difíciles. Es muy grato ver cómo la permanencia en una familia sana y la intervención terapéutica, contribuyen a reparar el sistema emocional gravemente dañado. Poco a poco, los niños/as van aprendiendo que tienen el derecho de ser tratados de forma respetuosa, re-construyen nuevamente la confianza en el mundo y en sí mismos, y entienden que la persona que te quiere y te cuida, te protege sin hacerte daño.

Poco a poco, los niños/as van aprendiendo que tienen el derecho de ser tratados de forma respetuosa, re-construyen nuevamente la confianza en el mundo y en sí mismos, y entienden que la persona que te quiere y te cuida, te protege sin hacerte daño.

¿Qué le dirías a una persona que se plantea ser familia acogedora?

Le diría que es un proceso complicado, no exento de dificultades, pero cuya satisfacción es enorme. En dicho proceso, estarán acompañados por un equipo de profesionales en todo momento. Tal y como apunta Seamus Jenings (profesional de acogimiento familiar) “no sólo basta con amor y pan para ser acogedor/a”, refiriéndose al afecto y a la estabilidad económica, “sino que es algo que va mucho más allá”. Las familias acogedoras tienen que ser conscientes de la labor tan importante que realizan: van a devolverle a una persona la oportunidad de ser feliz. Además, no sólo realizan un bien individual para un niño/a en concreto, sino que cumplen con una importante labor social: ofrecen su hogar a niño/a que muy probablemente va a contribuir positivamente a la sociedad, lejos de la delincuencia, la toxicomanía y la repetición de patrones familiares disfuncionales. A parte del derecho que se les devuelve a los niños de crecer en un hogar feliz, yo me pregunto… ¿Y si la vacuna contra una enfermedad (cáncer, sida, etc.) está en la cabeza de unos de estos niños/as, a quien se le da la oportunidad de estudiar y desarrollarse positivamente como persona?

¿Qué perfil (o requisitos) tienen que tener las familias que quieran acoger?

Las familias acogedoras tienen que ser conscientes de la labor tan importante que realizan: van a devolverle a una persona la oportunidad de ser feliz

Pueden acoger todo tipo de familias: monoparentales, biparentales, homoparentales, etc. Se someterán a un proceso de estudio para valorar si su perfil psicológico y social es adecuado para el recurso. Por otro lado, la motivación debe ser ajustada: cumplirán las funciones marentales y parentales con respecto al niño/a, pero tendrán que tener muy claro que el niño/a tiene una familia biológica (con padres, hermanos/as, abuelos/as…) y deberán ayudarlos a entender su historia psicobiográfica a lo largo de su trayectoria vital, acompañándolos con amor y respeto, en este duro proceso de asimilación de sus circunstancias personales/familiares.

¿Existe algún tipo de familia acogedora que ahora mismo sea más necesario que otro?

Todos los tipos de familia acogedoras son necesarios, de urgencia, temporales (simples) y/o permanentes. Todas son bienvenidas, porque cuantas más familias haya, menos niños/as habrá en los centros, y no cabe duda que el contexto deseable para que un niño/a crezca es una FAMILIA.

¿Cómo podría una persona interesada en acoger ponerse en contacto con esta Fundación?

Pueden llamar a la Fundación Márgenes y Vínculos al teléfono 900 35 44 28, donde se le ofrecerá información y se resolverán las dudas acerca del recurso de acogimiento familiar. Posteriormente, si le interesa la información se le dará una cita para atenderle presencialmente.

Pueden contactar a través del correo electrónico difusión_acogimiento@fmyv.org o visitar nuestra página web www.fmyv.es. También recomiendo ver en el canal de Youtube, “Una historia sin fin”, corto elaborado por Fundación Márgenes y Vínculos.

Sobre Carmen Paniagua

Psicóloga evolutiva y Máster Oficial en Intervención y Mediación Familiar. Actualmente, está realizando el doctorado con el estudio Health Behaviour in School-aged Children (HBSC) de la Organización Mundial de la Salud y con un proyecto de ruptura en adopción y acogimiento familiar.

2 Interacciones

  1. Elena dice:

    Te encontre de casualidad y me encanto leerte,perdona estoy en desacuerdo contigo, vivo de cerca el caso de un papá q le quitaron a su hijo x desamparo, desde mi punto de vista fue un error , el expediente está lleno de medias verdades, pero vamos al meollo , el colegio habla genial, el pediatra idem(muy importante no? )nadie lo acusa de nada frente al cuidado del nene, q es exquisito, despues hay situaciones q se pueden utilizar para acusarlo, como agresivo, pero q tienen una explicacion si alguien está dispuesto a escucharlas, es minusvalido pero si en los 6 años peores lo saco adelante, a partir de ya es más facil, le quitaron la custodia y tu sabes lo dramatica q es la situacion para papá e hijo, permiteme pensar q las cosas no se pueden hacer peor, es tratado como si fuera un pederasta, intentar romper todo vinculo familiar, el padre es un gran tipo, hoy es un pobre paisano q dejaron como un guiñapo, humillado sin valor ni hablar xq teme q todo se use en su contra, el nene ya ni habla cuando era un niño charlatan, alegre, seguro, feliz, creo q fue un error y ahora q ? Meterse en juicios, abogados, a gastar un dinero q no tienen para nada… xq el enemigo es muy fuerte.. gracias x escucharme … q horror! !!

  2. Marga dice:

    Irene como siempre tu bien hablar, tu dulzura y tu apoyo dan ganas d seguir trabajando en esta realidad tan bonita y dura como es el acogimiento permanente. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás también te guste...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar