¿Eres chimpancé o bonobo? El dilema de nuestros primos hermanos - Psicomemorias
¿Quieres publicar tu artículo en Psicomemorias y ayudarnos en nuestra misión de divulgar psicología?
¡Claro que quiero!

¿Eres chimpancé o bonobo? El dilema de nuestros primos hermanos

banner para articulos del concurso

Por Pablo Pastor Alcayde

Sabemos que tanto chimpancés –Chimpancé común- como bonobos –Chimpancé Pigmeo- comparten con nosotros más del 98´7% de su Genoma, que procedemos de un mismo ancestro común de hace unos seis millones de años y que, por suerte o por desgracia, la especie con la que se empezó a experimentar hace más de cincuenta años y de la que se han estudiado más similitudes con nuestra especie en el ámbito científico, han sido los Chimpancés, y no tanto los bonobos, lo cual ha condicionado profundamente el relato que tenemos sobre nuestros orígenes y sobre cómo funcionamos como especie.

Fuente: Flickr (Chris Brown)

Fuente: Flickr (Chris Brown)

¿Qué son y por qué nos interesan?

Desde un punto de vista filogenético (evolución biológica de las especies) tanto nosotros como ellos pertenecemos al orden de los Primates y dentro de este a la subfamilia Homininae, dentro de la cual los humanos pertenecemos al género Homo y ellos al género Pan. ‘Pan paniscus’ en el caso de los bonobos y ‘Pan troglodytes’ en el caso de los chimpancés.

Chimpancés y Bonobos se separaron de su ancestro común hace poco más de un millón y medio de años en el viejo continente africano con la formación del Río Congo. Actualmente difieren en su Genoma un 0,4% entre ellos y se comportan de formas muy distintas, compartiendo con los humanos diferentes rasgos y comportamientos que tras ser estudiados nos permiten conocer mucho mejor la naturaleza del ser humano y los diferentes relatos de la evolución que nos explican cómo y en qué dirección hemos evolucionado a partir de aquel ancestro evolutivo común con chimpancés y bonobos de hace aproximadamente seis millones de años.

Los bonobos fueron descubiertos en 1928 en pequeños territorios de lo que ahora es la República democrática del Congo, y de ahí no se han movido, a diferencia de los chimpancés, que se expandieron por el continente y hacia el exterior, sobreviviendo a condiciones mucho más duras y diversas que las de sus primos en los frondosos y ricos bosques del trópico. Estas diferencias en lo rico y variado en la ecología de su desarrollo como especie, en interacción con las grandes diferencias en sus ‘tradiciones culturales’ que han sostenido y reforzado sus distintas formas de relacionarse entre ellos, son la razón mas importante de su variación filogenética en dos especies distintas hoy en día.

¿Y el resto de Primates? Hablemos en cifras

chimpance o bonoboLa secuenciación del Genoma de los Primates ha sido desde hace muchas décadas el gran objetivo de numerosos científicos, y en especial del grupo de Genómica de Primates del Instituto de Biología Evolutiva (UPF-CSIC), que en 2005 ya logró descifrar por completo el Genoma del Chimpancé común, en 2011 del Orangután y en 2012 del Gorila, y meses mas tarde del Bonobo. Que junto a los humanos, son los cinco grandes Simios que existen en la actualidad. Al secuenciar el Genoma se obtiene información detallada de la base genética de las relaciones evolutivas de estas especies y su grado de coincidencia con el hombre.

En Europa, cada año se utilizan más de doce millones de animales en condiciones experimentales, de los que aproximadamente 10.000 son primates no humanos, principalmente monos y simios. Estos experimentos  han venido proporcionando desde hace años grandes avances, principalmente con pruebas de productos farmacéuticos para su posterior aplicabilidad en seres humanos.

El arqueólogo, antropólogo y paleoantropólogo Louis Leakey, fue quien se encargó de subvencionar la mayor parte de las investigaciones sobre el comportamiento en libertad de los grandes simios durante la segunda mitad del siglo XX, cuando empezaron este tipo de investigaciones. Los estudios más importantes han sido los de Jane Goodall -icono de la ciencia contemporánea- con los chimpancés de Gombe en Tanzania, el de Diane Fossey con los gorilas de montaña de Ruanda y el Congo, o el de Birute Galdikas con los orangutanes de Borneo.

Aunque, sin lugar a dudas, el simio del cual se ha estudiado más y el que ha sido la referencia más recurrente en la Psicología Comparada, es el Chimpancé Común, ya sea por su mayor expansión territorial o porque el descubrimiento de su especie fue anterior a la de los bonobos, con los que comparten el 99,6% de su ADN, siendo las dos especies de simios más parecidas que existen en la actualidad, y a su vez, las más cercanas a los humanos. Son la mejor referencia que tenemos para estudiar los intríngulis de la evolución de nuestra especie en términos filogenéticos.

Chimpancé o bonobo ¿Qué prefieres?

Del chimpancé son propias las conductas agresivas y territoriales, tienen jerarquías en las que el poder reside en un macho dominante.

Del bonobo son propias las conductas pacíficas y su gran actividad sexual, el sexo cumple una función de regulación del estrés en esta especie, practicado entre individuos de ambos géneros, de forma semejante a como se utiliza el humor y los chistes para ‘romper el hielo’ en algunas culturas humanas.

Ambas especies poseen cierta inteligencia, aunque a un nivel más básico al nuestro, que les permite convivir adaptativamente entre ellos y con su entorno. Algunas de estas aptitudes, características y comportamientos que poseen y a las que se les puede atribuir cierta capacidad intelectual son las siguientes:

 

Chimpancé Común

-Chimpancé-

 

Chimpancé Pigmeo

-Bonobo-

Jerarquías rígidas y verticales.

Jerarquías fluidas y cambiantes.

Se organizan en torno a coaliciones entre machos donde el poder lo tiene el más fuerte.

-Patriarcado-

Se organizan con coaliciones entre hembras en torno a una ‘cultura de la tolerancia’.                                             -Matriarcado-

Siendo omnívoros, cazan y prefieren la carne.

Siendo omnívoros, prefieren la fruta y los vegetales. No dependen de la carne ni de la caza para sobrevivir.

Crean y utilizan herramientas para obtener recursos y sobrevivir. No dependen de herramientas para sobrevivir, aunque las crean y utilizan en menor medida.

Son más agresivos, tienen comportamientos xenófobos, llegando al punto de matar a miembros de tribus vecinas.

Mantienen la paz incluso entre grupos.
El juego es casi exclusivo en la infancia.

El juego es un elemento de unión entre casi todos los miembros del grupo.

El sexo se practica casi exclusivamente con una función reproductora.

El sexo es promíscuo y se practica en múltiples contextos, por ejemplo, sirve para prevenir conflictos en situaciones de estrés o para reconciliarse.

Las hembras cuidan a sus hijos con una concepción de la ‘famiia’ más restringida.

-Red social más simple-

Las hembras tienen el instinto de cuidar a sus hijos, y a los hijos de sus hijos.

-Red social más amplia y compleja-

Sus estrategias reproductivas son más ‘a corto plazo’.

Estrategias reproductivas ‘a medio y largo plazo’.

Potencian comportaminetos violentos, egoístas y crueles para conseguir objetivos.

Potencian comportamientos compasivos, empáticos, altruistas y pacíficos.

“Resuelven los problemas en el sexo con poder”.

“Resuelven los problemas de poder practicando sexo”.

Sociedad competitiva

Sociedad colaborativa

Representan la inteligencia tecnológica.

Representan la inteligencia emocional.

Para saber más…

  1. Artículos científicos:
    • García-Raso, D. (2012). Prehistoria y Primatología: estudio de la conducta instrumental en primates no humanos. Universidad Complutense de Madrid.
  2. Un capítulo de libro:
    • De Waal, F. (2009). El otro darwinismo, mitos sobre nuestros orígenes. En La edad de la empatía. (pp. 33-45). Barcelona (España): Tusquets Editores.    
    • De Waal, F. (2013). Los bonobos en nuestro árbol genealógico. En El bonobo y los diez mandamientos. En busca de la ética entre los primates. (pp. 65-91). Barcelona (España): Tusquets Editores.
  3. Un vídeo
  4. Una web

 

Sobre Psicomemorias

Psicomemorias es una plataforma de divulgación de Psicología. Si quieres conocer más sobre nosotros, puedes echar un ojo aquí: https://www.psicomemorias.com/linea-editorial/

4 Interacciones

  1. Amparo guevara dice:

    Cierto

  2. Beltran dice:

    Genial Pablo. La posición de la práctica del sexo en bonobos es prácticamente humana.

  3. David dice:

    jajaja, está divertido; aunque no todo lo que dices de los bonobos tal cual como lo dices; pero como no les voy a aguar la fiesta el día de hoy, esta vez no diré nada.

    • Psicomemorias dice:

      ¡Gracias por tu comentario David!

      Este artículo forma parte de un concurso de divulgación (puedes echar un ojo al resumen del concurso pinchando aquí) organizado para estimular a los estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla a adentrarse en el mundo de la divulgación. Cualquier comentario o corrección es bienvenido ya que el objetivo es aprender y compartir el conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te guste...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar