Bisexualidad: siempre invisibles - Psicomemorias
¿Quieres publicar tu artículo en Psicomemorias y ayudarnos en nuestra misión de divulgar psicología?
¡Claro que quiero!

Bisexualidad: siempre invisibles

Por Rosario Escobar Aznar

En pleno siglo XXI, seguimos siendo espectadores de toda clase de discriminaciones en torno a las orientaciones sexuales. Años de acercamiento a la diversidad parecen solo un espejismo al lado de los datos que explicitan su opresión. Este artículo se centrará específicamente en una realidad doblemente discriminada dentro del colectivo LGTBIQA: la bisexualidad.

AmbienteG (http://www.ambienteg.com)

La bisexualidad cuenta con distintas definiciones complementarias, concretamente “El informe sobre Bisexualidad” de Barker y otros (2012) la define como la atracción hacia más de un género. Dentro de esta definición se incluyen las personas que se sienten atraídas hacia hombres y mujeres, las que dicen sentirse atraídas por uno de los sexos pero reconocen que no exclusivamente, las que experimentan sus identidades sexuales de forma fluida y las que sienten atracción con independencia del sexo.

Precisamente el pasado año 2016 fue considerado como el “Año de la Visibilidad Bisexual en la Diversidad” con el fin de conseguir sensibilizar a la población y luchar contra todos los mitos infundados de la sociedad heteronormativa en la que vivimos. No obstante, uno de sus mayores problemas sigue siendo esta invisibilización que se da en todos los ámbitos: comunidad LGTB, medios de comunicación, psicología, servicios sanitarios o políticas sociales. Formando parte del espectro de diversidad sexual, la “B” sigue siendo la gran olvidada y su inclusión social es un proceso muy lento debido, en gran parte, a la discriminación que han sufrido tanto por la población heterosexual como por la propia comunidad LGBT.

Barker y otros. (2012) definieron la bifobia como “las actitudes negativas, comportamientos y estructuras destinadas específicamente a las personas bisexuales o cualquier persona que se siente atraído a más de un género”. Es importante destacar el gran rechazo que existe en torno al término, hecho por el que no se puede estimar con seguridad el número de personas que se identifican con esta orientación.

Las principales formas de bifobia son: su negación, de forma que se niega su existencia y se considera a las personas bisexuales como confundidas sobre su sexualidad; su invisibilización alrededor de los colectivos de gays y lesbianas, por ejemplo al hablar solo de homofobia, no usando el término bifobia, junto con considerarla una etapa hacia la verdadera orientación (homosexual o heterosexual) o cuestionar la bisexualidad de una persona si no ha tenido relaciones sexuales con más de un género. La exclusión obviando sus problemas específicos dentro de la comunidad de diversidad sexual, su marginación en las políticas públicas dejándoles en un segundo plano respecto a otras orientaciones y, por último, los estereotipos negativos que se les han atribuido como la promiscuidad, la incapacidad para la monogamia, que suponen una amenaza para otras relaciones o atribuirles prácticas sexuales que les conviertan en objetos, por ejemplo, en fantasías relacionadas con tríos.

Es llamativo ver cómo incluso en el cine y la televisión se refuerza su invisibilidad no haciendo explícito que determinados personajes son bisexuales aunque tengan relaciones con personas de diferentes géneros. Más bien, se siguen presentando como homosexuales y dicha orientación es convertida en una fase transitoria. Esto es corroborado por el informe Stonewall, que determinó que las personas bisexuales son representadas con componentes negativos en la televisión potenciando así su estigmatización (enfermedades de transmisión sexual, promiscuidad, infidelidad, delincuencia, consumo de sustancias, etc.).

Bandera de la Bisexualidad (Wikipedia)

A continuación, nos centraremos en las consecuencias de esta discriminación. Aun no existiendo ninguna evidencia sobre que una orientación sexual implique un incorrecto funcionamiento psicológico, todas las formas de bifobia antes mencionadas conforman la prevalencia de diversos trastornos en esta población.

Diversos estudios han investigado sobre cómo se ve afectada la salud mental de las personas bisexuales. Respecto a la depresión, esta población tienen un mayor riesgo de padecerla (Lhomond y otros, 2013), junto con la ansiedad, las autolesiones, los intentos de suicidio y otros problemas asociados. Otros estudios también investigaron su tendencia al abuso de alcohol y otras drogas debido precisamente a este estado depresivo (Pesola y otros, 2014) en vinculación con las experiencias bifóbicas que puedan sufrir a lo largo de sus vidas.

Son numerosas además las investigaciones que han estudiado el abuso de sustancias, el alcoholismo, la ansiedad, la depresión o el suicidio en la comunidad LGBT y concuerdan en el hecho de que estas personas corren un riesgo mayor que la población heterosexual (Pineda 2013).

Así mismo, un estudio procedente de Reino Unido sobre la salud mental y el bienestar de las personas LGB (Barker, 2012) demostró que tanto hombres como mujeres bisexuales sentían una gran incomodidad respecto a su sexualidad con respecto a las personas homosexuales.

También se ha demostrado que un gran número de personas bisexuales han vivido experiencias negativas con los profesionales sanitarios. Esto se ha debido a diversas causas, desde el desconocimiento sobre qué implica hasta su propio cuestionamiento, asociándose a un tránsito en la sexualidad del paciente (recordemos este hecho como clave en su invisibilización) o por otro lado, convirtiéndola en un factor en sí mismo causante de los problemas de salud mental cuando fueron atendidas en el ámbito psicológico.

Manifestación LGBT (Rtve)

En definitiva, todas estas evidencias recogidas suponen en estas personas una serie de interferencias en sus vidas diarias que les otorgan una carga psicológica mayor que las de otras orientaciones que, por diversos motivos, con el paso del tiempo han sido más aceptadas por la sociedad y, por supuesto, a las de personas heterosexuales, que cuentan con una disposición hegemónica. Podemos obtener muchas conclusiones al respecto, y la mayoría podrían ir orientadas a cómo mejorar mediante las políticas públicas una visibilización real de la bisexualidad y una correcta atención desde el ámbito sociosanitario y psicológico, sensibilizar a la población desde la comunidad educativa o crear estrategias que emplear en los medios de comunicación que vayan erradicando los estereotipos que subyacen a la sexualidad en general.

Referencias:

Centro de Ciudadanía, Identidad y Gobierno. The Open University, (2012). El informe sobre bisexualidad: inclusión bisexual en igualdad y diversidad del LGBT. Reino Unido.

Lhomond, B., Saurel-Cubizolles, M. & Michaels, S. (2013). A multidimensional measure of sexual orientation, use of psychoactive substances and depression: results of a national survey on sexual behavior in france. Archives of Sexual Behavior, 43(3), pp.607-619.

Pesola, F., Shelton, K. & van den Bree, M. (2014). Sexual orientation and alcohol problem use among UK adolescents: an direct link through depressed mood. Addiction, 109, pp.1.072-1.080.

Pineda Roa, C. (2013). Factores asociados con riesgo de suicidio de adolescentes y jóvenes autoidentificados como lesbianas, gays y bisexuales: estado actual de la literatura. Revista Colombiana de Psiquiatría, 42(4), pp.333-349.

 

Sobre Psicomemorias

Psicomemorias es una plataforma de divulgación de Psicología. Si quieres conocer más sobre nosotros, puedes echar un ojo aquí: https://www.psicomemorias.com/linea-editorial/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás también te guste...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar