8 Mitos sobre el Suicidio - Psicomemorias
¿Quieres publicar tu artículo en Psicomemorias y ayudarnos en nuestra misión de divulgar psicología?
¡Claro que quiero!

8 Mitos sobre el Suicidio

 

“La idea de morir ya no es algo que parezca tan lejano… el dolor que siento cada día atrapa mis sentidos y mis fuerzas….lo inunda todo, como el humo expandiéndose en la habitación… es un lastre cada segundo que respiro y no puedo mitigar este dolor… quizás así pueda liberarme de este sufrimiento…”.

Quizás alguno de nosotros haya sentido algo parecido a esto, o puede que no nos imaginemos qué pasa por la cabeza de alguien que se plantea la posibilidad de quitarse la vida. Probablemente la mayoría no entendamos nunca cómo puede llegar alguien a suicidarse. Pero desde Psicomemorias queremos acercaros una realidad muy dura para muchas personas en el mundo y para sus familiares y amigos. Porque aunque a veces parezca que el dolor, el vacío o el derrumbamiento de nuestro mundo vaya a ser permanente, no lo es. Puede ser algo temporal.

Las tasas de suicidio han aumentado en los últimos años hasta un 60% a nivel mundial (Fuente: Pixabay).

Las tasas de suicidio han aumentado en los últimos años hasta un 60% a nivel mundial (Fuente: Pixabay).

Para hacernos una idea de la dimensión de este fenómeno, el suicidio causa la muerte de una persona cada 40 segundos, lo que suma casi un millón de muertes al año en todo el mundo. Estas muertes ascienden cada año y se calcula que para 2020 las cifras globales de suicidio ascenderán a 1,53 millones de personas.

Las cifras sobre suicidio son muy difíciles de calcular, ya que hay muchos casos que no son registrados como tales, así que se considera que estos datos están probablemente infravalorados. A pesar de ello, el suicidio está entre las tres primeras causas de muerte entre los 10 y los 44 años. Estos datos no incluyen las tentativas de suicidio que son hasta 20 veces más frecuentes que los actos de suicidios consumados, es decir, si se produce un suicidio cada 40 segundos, un intento de suicidio se produce cada 3. Por cada persona que se quita la vida, 20 han intentado hacerlo.

En 2012 en España, el suicidio volvió a ser la primera causa externa de defunción, por encima de los accidentes de tráfico. Asimismo, fue la segunda causa de muerte entre personas de 25 a 34 años tras los tumores. En hombres de ese grupo de edad la primera causa de muerte fue el suicidio.

Aunque estas cifras son abrumadoras, detrás ellas se esconden personas, familiares y amigos que sufren. Es difícil ponernos en ese lugar, la empatía muestra su rostro más duro y se disparan múltiples interrogantes respecto a su muerte, ¿está loco?, ¿se paró a pensarlo?, ¿aquel intento de suicidio fue una llamada de atención?, ¿pudimos haberlo evitado?

El suicidio, así como todos los gestos o comportamientos que le rodean (las tentativas o intentos, las amenazas o los simples pensamientos sobre el mismo), es algo plagado de estigmas y de mitos difíciles de derrumbar. En este artículo se aclaran algunas de estas ideas equivocadas con la intención de que podamos entender este fenómeno,  para así ayudar y apoyar a estas personas que sufren tanto como para plantearse esta posibilidad y para quienes cada día es una lucha.

Existen caminos diferentes al suicidio para aliviar el sufrimiento y el dolor (Fuente: Google Imágenes).

Existen caminos diferentes al suicidio para aliviar el sufrimiento y el dolor (Fuente: Google Imágenes).

1.-El que se suicida es que quiere morir, hay que respetarlo

Con error a veces se piensa que las personas que desean suicidarse tienen claro que quieren acabar con sus vidas. No obstante, la mayoría de las personas que se planean este camino se sienten indecisas respecto a él, ya que se lo plantean en una visión túnel de la circunstancias como la única solución a sus problemas para poner fin al dolor. Es importante saber que si su vida cambiase, si se aliviara el dolor y su futuro fuese esperanzador, no elegiría la muerte como si fuese una solución.

2.- El que lo dice no lo hace, el que lo hace no lo dice

Es un error pensar que las personas que quieren quitarse la vida no lo manifiestan de ninguna manera o que quien lo dice sólo quiere llamar la atención y no se atreverá a hacerlo. La gran mayoría de las personas que se suicida previamente han comunicado claramente su propósito y, aunque otras sólo dejan entrever sus intenciones o ideas, hay una expresión previa con palabras, gestos o amenazas de estos pensamientos.

Que la persona exprese su deseo de morir o diga que va a hacerlo no debe considerarse como un intento de manipulación o chantaje. Es importante prestar atención cuando alguien cercano a nosotros expone estas ideas, ya que esto puede ser un grito desesperado de ayuda. Es esta perspectiva la que nos sirve como señal para poder actuar y prevenir que se lleve a cabo el suicidio.

3.- Si le hablo de suicidio, lo estoy impulsando a que lo haga

Existe la falsa creencia de que hablar con una persona que tiene pensamientos o ideaciones suicidas hará que pase a la acción y acabe con su vida. Es cierto que puede ser muy incómodo, que no sepamos cómo abordar a nuestro amigo o familiar, y que no sea una conversación agradable. Pero su bienestar y su vida están por encima de nuestra comodidad.

Es muy importante hablar con una persona que quiere quitarse la vida sobre ello. Para la persona que está sufriendo esa conversación puede ser balsámica, puede aliviar la ansiedad y ayudarle a procesar emocionalmente su dolor. Es importante que mantengamos una comunicación abierta con la persona desesperada sin juzgarla. Esta conversación permite conocer la peligrosidad de la ideación suicida y permite a la persona expresarse y ser ayudada por un profesional. Que evitemos hablar de ese tema con la persona que nos lo dice, o nos lo insinúa, no hace que el problema desaparezca, sino que lo hace más real.

4.- Si ha intentado suicidarse no quiere morir, sólo llamar la atención

Está muy extendido en la sociedad el mito de que las autolesiones o los intentos de suicidio son llevados a cabo para llamar la atención de las personas que se tienen alrededor, para que se les haga caso. Existen múltiples causas por lo que se pueden dar lugar autolesiones y/o gestos de suicidio, cada persona puede tener unos motivos propios que no sigan una norma.

No obstante, esto requiere una evaluación e intervención adecuada por parte de un profesional. Un suicidio puede frustrarse por múltiples motivos y no debemos infravalorar su importancia creyendo que no volverá a intentarlo o no lo conseguirá, ya que entre el 30% y el 40% de las muertes por suicidio fueron precedidas de tentativas. Para las personas que llevan a cabo estos actos, lo que hacen no es una tontería que podamos pasar por alto ni debamos trivializar.

5.- El que se suicida o piensa en hacerlo está loco

El suicidio no es sinónimo de trastorno mental. Es cierto que las personas con trastornos mentales se suicidan con mayor frecuencia que la población general, pero esto no significa que sea necesario tener un trastorno mental para hacerlo o pensarlo. El suicidio es multicausal, pero una característica que comparten las personas que se lo plantean o lo llevan a cabo es un sufrimiento y desesperanza elevado.

6.- Para suicidarse hay que ser muy valiente. Para suicidarse hay que ser muy cobarde

No hay que plantearse estas dos opiniones contrapuestas, ya que no es correcto vincular estos atributos de la personalidad con el suicidio. Las personas que intentan suicidarse no son valientes ni cobardes por ello, y describir a una persona en tales términos es más bien una cuestión cultural y subjetiva. Así, asignar a una persona que se ha suicidado cualquiera de estas características tiene connotaciones positivas o negativas socialmente que no debemos relacionar con las ideas, gestos o tentativas de suicidio.

7.- Si reto a un suicida, no lo hará

Es una idea errónea pensar que si se prueba la fuerza de una persona con ideas suicidas valorará su posición y no llegará a hacerlo. Es un acto irresponsable y muy peligroso, estamos frente a una persona con un gran nivel de sufrimiento y una alta vulnerabilidad. Por eso, nunca debemos decirle a alguien frases como “no eres capaz de suicidarte” o “venga no te atreverás a hacerlo”. Esa persona no encuentra una solución adecuada a sus dificultades, ponerle entre la espada y la pared no es recomendable, ya que puede empujarle más a ello si cabe.

8.- El suicidio es algo impulsivo

El acto suicida en sí mismo puede ser algo planeado con más o menos detalles o minuciosidad, e incluso en el caso de que el acto fuese impulsivo, hay que saber que detrás existe una ideación suicida, unos pensamientos y sentimientos que no aparecen de la noche a la mañana.

Definirlo erróneamente como impulsivo, coloca el suicidio en una posición en la que se limita la prevención, así como la ayuda a las personas que viven estas circunstancias. Como ya hemos dicho anteriormente, la persona nos muestra esos pensamientos que no debemos ignorar para poder así ayudarle y prevenir la crisis suicida.

La desesperanza y el vacío son estados temporales, no permanentes (Fuente: Pixabay)

La desesperanza y el vacío son estados temporales, no permanentes (Fuente: Pixabay). 

Por lo que hemos visto, el suicidio y las conductas y pensamientos que le rodean, son procesos complejos. No obstante, tenemos que entender que esa persona que se planea acabar con todo tiene un elevado nivel de sufrimiento y dolor, y por encima de eso, de desesperanza, aquella que le hace creer que el futuro es desalentador y que nada cambiará. Aquí reside uno de los hilos que podemos tirar para rescatar a esa persona del pozo de desesperación en el que se encuentra. Lancemos la cuerda que le ayude a entender que todo eso que ahora siente es temporal, y que hay soluciones y alternativas que pueden hacer cambiar las cosas aunque ahora mismo no pueda verlas. Todo esto sin recurrir a consejos fáciles. Lo mejor es que se busque ayuda profesional, siendo imprescindible que se evalúen los riesgos que corre esa persona y se establezcan las medidas necesarias. El psicólogo es el mejor profesional que puede ayudarle a encontrar y valorar las opciones más adecuadas a esas dificultades. Por otra parte, como familiar o como amigo puedes escucharle, sin juzgarle ni criticarle, no infravalores cómo se siente. Apóyale y no le dejes solo, es un momento muy vulnerable y el sufrimiento es muy elevado, pero aunque no lo crea es temporal, y la lucha merecerá la pena.

Para saber más…

Sobre Marga García Fernández

Psicóloga Sanitaria con experiencia en evaluación e intervención psicológica en la Unidad de Psicología Clínica del Hospital Virgen Macarena y la unidad de Salud Mental Comunitaria del Hospital Virgen de Valme. Ha colaborado en la Asociación de Padres y Familiares de Personas con Trastornos Mentales Graves (ASAENES) y se ha formado como experta en trastornos de la conducta alimentaria y obesidad. En la actualidad forma parte del GIPED como Psicóloga de emergencia además de ejercer la Psicología sanitaria como profesional independiente en Sevilla.

26 Interacciones

  1. Muy necesario trabajo compañeros. Solo un apunte, la investigación sobre el tema de derribar mitos desaconseja “repetir” el mito, es preferible formularlo de manera que con la propia frase quede ‘desmontado’. Os dejo un enlace donde lo explican mucho mejor que yo : ) https://www.skepticalscience.com/docs/Debunking_Handbook.pdf

    Un saludo!

    • Daniel Alcalá López dice:

      Muchas gracias por el enlace Guido! La guía está genial, y siempre es mejor poder contar con recomendaciones basadas en evidencia. Tomamos nota, a ver si podemos mejorar para la próxima 😉

  2. Feliza Ramón Farías dice:

    Hola, buenas noches. Tengo un amigo de aproximadamente 50 años de edad. Desde hace bastante tiempo ha estado en tratamiento psiquiátrico por depresiones severas y que a pesar de diferentes tratamientos con fármacos, no logra salir de esa situación. Él tiene esposa y una hija y además trabaja. Pero ya tiene varios intentos de suicidio y cada vez, ha sido rescatado de la situación. Ha estado hospitalizado en psiquiatría y no logran darle un tratamiento que lo saque de la situación. Recientemente ha estado poniendo comentarios en fb, que ya tiene planeada su partida, el día y el lugar. Yo entiendo que se siente acorralado y que está cansado de la vida, la cual no puede vivirla como algo hermoso, si no que para él la vida es sinónimo de sufrimiento. Yo quedé de platicar con él, pero sin pretender juzgarlo ni convencerlo de que está equivocado, quisiera saber si hay alguna manera de ayudarlo. Qué puedo hacer por él?

    • Marga García Fernández dice:

      Buenas noches Feliza. Ante todo agradecerte que te hayas animado a buscar ayuda para tu amigo, a menudo pedir ayuda es más difícil de lo que pueda parecer. Seguramente lleves razón en la percepción de que tu amigo está cansado y se siente acorralado por su propio malestar. Quizás, él solo no se sienta con fuerzas para hacer muchas cosas ahora, entre ellas seguir buscando ayuda, por lo que podrías echarle una mano en buscar varios profesionales de la psicología cercanos y valorar con él cuál podría ser el adecuado o a cuál se animaría a ir. Otras cosas que puedes hacer es apoyarle tal y como dices sin juzgarle, hacerle ver lo importante y necesario que es para ti y en tu vida a través de tus actos. Por ejemplo, puedes proponerle hacer alguna actividad juntos que antes él disfrutase o preguntarle qué cosas le resultan ahora más complicadas de llevar a cabo y colaborar con él en hacerlas. Busca con él una esperanza y que apueste por una nueva oportunidad con un profesional porque con la ayuda adecuada (profesional y de amigos y familiares) hay posibilidades de que vea la vida de otra forma y pueda disfrutarla. Si notas que hay un riesgo elevado, ponte en contacto con su familia u otras personas que puedan también estar atentos y servir de apoyo en este momento tan delicado para él. Si el riesgo es muy muy elevado llevarlo a un centro de salud es lo más adecuado para que le evalúen y hagan todo lo necesario. Gracias al interés y el apoyo de personas como tú, muchos que sufren así tienen la oportunidad cambiar sus vidas, gracias por ese interés. Un saludo, Marga

  3. Joaquín dice:

    Tiene sentido todo esto? Conseguirían cambiar una mente perturbada comoa mia? 🤔

    • Marga García Fernández dice:

      Hola Joaquín, a veces nos pasan situaciones que no logramos entender y pueden provocar muchísimo dolor y malestar, pero con la ayuda de un buen profesional de la psicología existen rutas que pueden llevarte a encontrarte mucho mejor. Un abrazo y mucho ánimo!

  4. Rosa maria dice:

    Necesito ayuada tengo en mente esas malas ideas y nadie me entiende tengo solo 29 años y estoy desesperada

    • Marga García Fernández dice:

      Hola Rosa, cuando esos pensamientos e ideas están presentes es relevante no quitarles importancia y buscar un buen profesional de la psicología que te ayude y te entienda con todo ese malestar, ya que no es un dolor con el que tengas que lidiar para siempre, eres joven y con la ayuda adecuada puedes encontrar cómo encontrarte mejor y disfrutar de tu vida. Es importante también, que aunque tengas la sensación de que no te entienden, te apoyes en tus familiares y amigos y les cuentes que te sientes así y te gustaría encontrar ayuda, su apoyo también es fundamental. Mucho ánimo y un abrazo,

      Marga

  5. Marcos González dice:

    Hola, he leido un poco su escrito. Hoy mas que nunca estoy pensando en quitarme la vida para dejar de perjudicar a mi familia, quien constantemente me reclaman que sufren mucho por mi mal genio. No tengo vicios ni nada por el estilo pero sinto como todo a mi alrededor conspira para que cada día me sienta peor, nunca antes habia pensado tanto ni tan seguido en como evitarle a mis seres queridos que por mi culpa sean infelices. Me siento como una basura y/o desperidicio humano, nada ni nadie merece sentirse como me siento hoy día.

    • Marga García Fernández dice:

      Hola Marcos, hay situaciones vitales que pueden ser muy desesperantes y hacernos creer que no hay más opciones que esa para encontrar una solución a nuestro sufrimiento y el de los que nos rodean. Pero, aunque en algunos momentos de nuestra vida no los veamos, hay más caminos. Tu familia verá ese malestar e intentarán ayudarte y hacértelo ver de la mejor manera que saben, aunque no siempre sea acertada. Es cierto que no te mereces sentirte así, por lo que te recomiendo que busques a un profesional de la psicología que sepa apoyarte y ayudarte a ver de forma más objetiva todas esas opciones que seguro existen para salir de dónde te encuentras ahora. Date una oportunidad y busca ayuda. Muchísimo ánimo y un abrazo

      Marga

    • Sofía dice:

      Cuán identificada me siento.

  6. jhexica dice:

    hola buenas noches, soy jhexica tengo 23 años, casualmente llegue a esta pg porque en este justo momento estoy buscando información sobre la mejor manera de suicidarme, quiero algo dramático pero tampoco un episodio sangriento que le cause pesadillas a mi flia. ni que me cause mucho dolor. lo he intentado varias veces con fernobarvital y veneno pero no me ha dado resultado. desde los 7 años padezco depresión, en mi familia han sucedido 5 muertes dramáticas, 3 de ellas han sido ahorcamientos, 2 de ellas suicidio. Parece algo dantesco pero lamentablemente ha sido así, acudí a un psicólogo porque tengo un hijo de 2 años, pero no siento mejorar ni un poco y cada día la ansiedad y la depresión es mas constante, intento distraerme con el trabajo pero al estar sola vuelvo a recaer. Estoy confundida la idea del suicidio me genera cierto bienestar, pero otra parte de mi siente miedo.

    • Marga García Fernández dice:

      Buenos días Jhexica, entiendo que si te encuentras con tanto dolor, lo que deseas es que deje de dolerte de ese modo, pero el suicidio no es la opción para tu bienestar. Si estás yendo a un psicólogo y sigues con las mismas ideas y ese malestar tan intenso, te recomiendo que cambies de psicólogo, hay muchos profesionales y seguro que alguno puede ayudarte a encontrarte mejor, porque siempre hay opciones y alternativas para mejorar y poder sentirte bien y seguir disfrutando de tu hijo. Un abrazo y mucho ánimo!

  7. Francisco Cortesano dice:

    Le he pedido al Señor, que me quite ese deseo que he tenido por mucho tiempo, ese sentimiento que es como tratar de respirar bajo el agua, con cada respiro se hace mas y mas fuerte, pienso en las cosas importantes, pues aunque no tenga dinero ni nada material como trabajo o salario, si estoy convencido que las mejores cosas en la vida son gratis, como la amistad y el amor. Nuevamente aqui expreso que no volvere de tener este deseo pero si espero que el reloj camine muy rapido muy pero muy rapido.

    • Marga García Fernández dice:

      Hola Francisco! Es muy dura esa lucha que mantienes con ese deseo, lo estás haciendo muy bien pensando en las cosas que te importan como el amor o la amistad, las cosas cambian, evolucionan y mejoran. No siempre ese deseo estará ahí, es importante que además de tus ganas de que mejore todo y de tu visión de la vida, busques ayuda de un profesional de la psicología que te permita manejar y eliminar esos pensamientos encontrando la forma en que te encuentres mejor. Mucho ánimo y un abrazo!

  8. José dice:

    hola mi amiga me dijo que se quiere suicidar que puedo hacer

    • Marga García Fernández dice:

      Hola José, lo primero valorarte que quieras buscar información sobre cómo ayudar a tu amiga, pedir ayuda es complicado y es importante darle valor a que se haya atrevido a darte esa declaración, puede que sea su grito de auxilio. Probablemente ella no se sienta con muchas fuerzas de buscar ayuda, por lo que podrías empezar por ayudarle a buscar a un profesional de la psicología que le ayude a salir del sufrimiento en el que seguramente se encuentre como para plantearse ese tipo de actos; te diría que quizás sería positivo que buscases varios profesionales por vuestra área y juntos decidáis cuál le puede venir mejor o se adapta mejor a ella. Es importante también, que como amigo, la apoyes y escuches sin juzgarla, haciéndole ver lo importante y necesaria que es ella en tu vida y en la de otras personas. Por otro lado, pregúntale qué necesita, en qué puedes ayudarla, qué le está costando más esfuerzos en su día a día y hazlo con ella. Así como, compartir actividades que le hagan sentir bien y la ayuden a llevar su vida. Si notas que hay un riesgo elevado de suicidio, ponte en contacto con familiares u otros amigos que también puedan apoyarla y estén atentos en estos momentos tan difíciles. Si el riesgo es muy muy elevado, es importante que la lleves a un centro de salud donde puedan evaluarla y hagan todo lo necesario. Busca con ella una esperanza y una salida a su sufrimiento, con el apoyo adecuado (de profesionales, amigos y familiares) es posible salir de la situación que le haga plantearse esa idea y llevar una buena vida y disfrutarla. Muchísimas gracias por tu interés en ayudarla, gracias a este interés de las personas cercanas a quienes sufren, es posible cambiar su malestar y mejorar su vida. Mucho ánimo y un abrazo!

  9. Juan dice:

    Mi mujer sale de casa con intención de suicidarse le he cogido un medicamento muy fuerte llamado metadona y la vieron comprar whisky yo lo había intentado hace más o menos 2 meses pero iré a casa de Conchi ya me una ambulancia que le salvaron la vida ahora no la encontramos por ningún lado y tenía que haberlo conocido la posibilidad de que estoy desorientada que me puedo ayudar qué puedo hacer y si está viva dónde la busco he agotado todas las posibilidades nadie sabe nada esto es peor que la muerte de verdad pero sí tengo tantas ganas de encontrarla como yo con lo mío tengo de encontrar la muerta no sé si me entiende bueno si tiene que ser cobarde ahora a ver si puedo mandar esto para que lo vean que no sé cómo se hace

    • Marga García Fernández dice:

      Buenas tardes Juan,por lo que entiendo tu mujer ha tenido tentativas de suicidio y actualmente no sabes dónde se encuentra ni cómo localizarla. Te facilito el número de desaparecidos para que te pongas en contacto con ellos y te puedan ayudar. El teléfono es el 645 075 293, ellos te pueden orientar sobre qué hacer y los trámites que tengas que llevar a cabo. Mucho ánimo y un abrazo

  10. Txema dice:

    El suicidio conlleva algún perjuicio legal, para los familiares de la persona que ya quiere segur?

  11. Txema dice:

    Perdón… lo he redactado mal, en el anterior comentario.
    El suicidio conlleva algún perjuicio legal, para los familiares de la persona que ya no quiere seguir viviendo aquí? Gracias.

  12. Jose Javier Rivas Garcia dice:

    Hola Marga
    Estoy mal ,desde que me indicaron(INSS trivunal medico:con el n.AS127 Consulta 47 horario 10,38 apros.) que tengo que incorporarme al trabajo,sin estar recuperado para ello(UN DIA DESPUES DE PASAR EL TRIVUNAL ME LLEGO LA NOTIFICACIÓN VIA S.M.S.10-10-2018).llevo arrastrandome tres años con dolencias antes y ahora,despues de la operación del Calcaneo,más intensas,no me recupero y no hay forma de eliminar el dolor que siento a cada paso .Al sobrecargar la parte sana,la izquierda,se rompio un Manquito del Menísco en la Rodilla,y aparecio un desgaste Musculo Esqueletico en la Cadera en zona izquierda, todo esto amenizado con las corespondientes Infiltrciones y tomando combinados farmacos de forma indefinida, afectándo al Estomago.
    Soy una carga para mi mujer,un peso muerto y no quiero,ésto parece que va ha complicarse más.He decidido que antes de que la Empresa me despida desaparecer;asi cobra la pensión y yo dejare de vejertar.Tengo curiosidad de sentir lo que pasa cuando deja la Energia el cuerpo y para donde va.

    • Marga García Fernández dice:

      Hola Jose, por todo lo que has comentado me imagino que tú y tu familia estáis pasando por circunstancias muy complicadas que generan mucho dolor y cansancio de tanto luchar para mejorar. Aunque esto sea así ahora mismo, no significa que no puedan mejorar o estabilizarse tus dolencias físicas y no se pueda aprender a gestionar el dolor psicológico y mejorar vuestra vida y vuestro bienestar. Creo que es importante que hables esos pensamientos con tu mujer y juntos busquéis un buen profesional de la psicología y de la salud (así como un asesor laboral quizás para el tema del trabajo) que os ayude con toda la carga que lleváis y encontréis juntos las vías para tener una buena calidad de vida con la que estéis bien. Un saludo, mucho ánimo, Marga.

  13. Tega dice:

    Una simple razón por la que no debería irme.

    • Marga García Fernández dice:

      Buenas Tega, es complicado poder darte una razón específica por la que no irte sin conocerte. Pero si puedo decirte que las hay, es una lucha muy difícil la que tienes ahora mismo en tu vida, lo que no significa que vaya a ser así siempre. Cuando se está en un momento tan duro es complejo ver opciones, salidas, razones y tomar perspectiva, por eso es importante darnos cuenta de que nos encontramos en una situación exageradamente dolorosa y buscar apoyo en nuestra red social y en un buen profesional de la psicología que te ayude en poder mejorar tu vida y encontrar juntos esa razón que buscas. Mucho ánimo y no dejes de buscar ayuda. Un saludo, Marga

  1. 09/03/2016

    […] 8 Mitos sobre el Suicidio […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás también te guste...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar