¡¿Qué hace un psicólogo en mi empresa?! - Psicomemorias
¿Quieres estar al tanto de las novedades de nuestro concurso de artículos?
Estaría bien

¡¿Qué hace un psicólogo en mi empresa?!

Gracias principalmente a las nuevas tecnologías, las empresas y la manera en la que llevan a cabo su actividad han cambiado radicalmente en todo el mundo. Y junto a este cambio, el rol y la presencia del psicólogo en las organizaciones también se han desarrollado exponencialmente.

Prueba de ello es que muchos hemos oído hablar de prácticas conocidas de recursos humanos, como las de Google. En ellas, se encuentra intrínseco su lema para encontrar, formar y retener a los mejores profesionales. Así, Google ha apostado por invertir en formación y promoción interna, ambas tareas llevadas a cabo por psicólogos del trabajo, y evitar los altísimos costes que supone la pérdida de personal cualificado y tener que volver a comenzar con el costoso proceso de selección y formación.

La creatividad, la satisfacción y el rendimiento laboral mejoran si el centro de trabajo cuenta con espacios de ocio y distensión.

La creatividad, la satisfacción y el rendimiento laboral mejoran si el centro de trabajo cuenta con espacios de ocio y distensión.

Sin embargo, en numerosas ocasiones también escuchamos comentarios despectivos hacia la labor del psicólogo. Pero, ¿sabemos realmente cuál es el papel del psicólogo del trabajo y de las organizaciones? ¿Conocemos las tareas que competen al psicólogo industrial más allá de selección de personal? ¿Está restringida la labor del psicólogo en las empresas españolas? Vamos a averiguarlo.

En primer lugar, como cualquier otra área de la Psicología, la psicología industrial también trata el estudio del comportamiento humano. Este estudio se centra en el ámbito del trabajo, las relaciones laborales y de mercado, y lo hace a nivel individual, grupal y organizacional. Los objetivos principales de la PTO son dos: por un lado, conseguir el máximo rendimiento del trabajador, y por otro, lograr que el trabajo sea una herramienta más del desarrollo personal del empleado para crear un círculo de satisfacción personal-laboral.

Las funciones que el psicólogo industrial puede llevar a cabo son muy variadas, y a continuación exponemos la clasificación adoptada por el Colegio Oficial de Psicólogos:

  • Selección, Evaluación y Orientación de personal

    Imaginemos el proceso de selección de azafatos para una aerolínea. Una consultora podría crear un cuestionario de habilidades sociales y de personalidad. Así, mediante estas pruebas se pueden medir rasgos de personalidad como la extraversión y la amabilidad, ya que para trabajar de cara al público es preferible ser abierto y amable. Es decir, nos referimos a aquellas acciones para la adquisición de personal y para la mejora cuantitativa del capital humano. Algunas tareas son el análisis de los requerimientos del puesto de trabajo, diseño y aplicación de instrumentos y técnicas de evaluación, o realización de pruebas aptitudinales, de personalidad, de motivación, y de adecuación al puesto de trabajo.

  • Formación y Desarrollo del personal

    Por ejemplo, el psicólogo de una determinada organización podría gestionar un curso de formación de un nuevo programa destinado a los informáticos de dicha organización. Además, también se podría medir el impacto que este programa tendría en la facturación de la empresa o en las aplicaciones adicionales que pudieran inventar dichos informáticos. Si procede, también sería posible evaluar el impacto de programas de formación en otras variables, como la motivación o el absentismo del personal, por ejemplo. Así, en esta subárea se tratan el planteamiento, dirección, gestión y ejecución de planes para la mejora cualitativa del capital humano. Las tareas más representativas son el diseño, impartición y evaluación de programas y acciones normativas.

    El objetivo fundamental del psicólogo en la empresa es mejorar el rendimiento del trabajador.

    El objetivo fundamental del psicólogo en la empresa es mejorar el rendimiento del trabajador.

  • Marketing y Comportamiento del Consumidor

    Pensemos en una nueva empresa de bebidas energéticas que quiere darse a conocer y realiza una agresiva campaña de publicidad. Si bien es cierto que el psicólogo en este área lleva a cabo un trabajo más interdisciplinar con profesionales de publicidad y marketing, podría evaluar el impacto que el logo o el lema de la empresa tendrían en la elección del consumidor para optar o no por este nuevo producto. Por ello, aquí vemos aspectos referidos a la manera en que se analiza un mercado, se ayuda en el diseño y materialización de la idea y se comunica sistemáticamente (es decir, el psicólogo comunicaría la idea de cómo comercializar un producto de diferente manera a un manager, un trabajador o un potencial consumidor). Actividades llevadas a cabo en esta subárea pueden ser la investigación cualitativa y cuantitativa de mercados (por ejemplo, cuál es el perfil de potenciales consumidores y cuánto cuesta adaptar la publicidad a ellos), sondeos, comunicación externa, o estudios sobre imagen y consumo.

  • Condiciones de Trabajo y Salud

    Imaginemos una organización en la que en un fallo puede ocasionar graves consecuencias, como una central nuclear. Aquí, una de las funciones más importantes del psicólogo industrial sería realizar un estudio de fallos de los trabajadores, y sobre todo averiguar qué fallos han sido voluntarios y por qué (si los trabajadores tienen malas relaciones con los supervisores, si no se les proporciona buena información sobre códigos de seguridad, si perciben que la empresa no se preocupa por su seguridad, etc.). Estos son aspectos referidos a las condiciones estructurales del trabajo y a la forma de intervenir para su prevención, tratamiento y mejora de las condiciones, desde las perspectivas organizacional e individual. Las tareas que se tratan son las que refieren a la Psicología de la Salud Laboral, es decir, salud, higiene y prevención de riesgos laborales.

  • Organización y desarrollo de recursos humanos

    Tomemos como ejemplo el caso de una empresa que lleva a cabo la absorción de otra más pequeña. En este caso, el psicólogo industrial se encargaría de desarrollar la adaptación de la plantilla a la nueva estrategia organizacional, o las vías de comunicación que se van a adoptar entre los supervisores y los trabajadores (directas, por escrito, a través de un representante de trabajadores, etc.). Otro ejemplo del trabajo del psicólogo en este área es el desarrollo de carreras profesionales. Es decir, decide en qué profesionales se va a invertir en su formación, qué tipo de formación se va a aportar, o si se va realizar promoción interna de profesionales. Así, este subárea trata la adquisición, mantenimiento y desarrollo del capital humano en las organizaciones y en el mercado laboral. Las tareas que se desarrollan en esta área son múltiples, además de ser las que más se realizan por parte del psicólogo en las organizaciones. Entre ellas se encuentran la organización, estructuras y procesos de trabajo, comunicación interpersonal formal e informal, evaluación del desempeño, conflicto y negociación, o clima y satisfacción laboral.

  • Dirección y Management

    Pensemos en una ONG dedicada a la protección de menores. El psicólogo industrial podría tanto asesorar a la dirección acerca de políticas sociales y de los trabajadores, como proponer unidades de gestión organizacional: desde qué trabajador social tendría las mejores capacidades para liderar el grupo de trabajo, hasta qué tareas debería delegar en el grupo dicho trabajador social. Por ello, hablamos de funciones tanto de asesoramiento a la dirección como de mejora de las responsabilidades y actividades gerenciales y de mando.

    Las sesiones informativas ayudan a mantener la cohesión del grupo y transmitir a los trabajadores que la empresa se preocupa por su formación.

    Las sesiones informativas ayudan a mantener la cohesión del grupo y transmitir a los trabajadores que la empresa se preocupa por su formación.

    En resumen, el psicólogo del trabajo y de las organizaciones no se dedica sólo a reclutar y seleccionar personal, sino a analizar el conjunto de la empresa y conseguir el mejor ajuste entre el trabajador, su puesto de trabajo y los objetivos de la organización.

¿Entonces, no es lo mismo la Psicología del Trabajo que Recursos Humanos (RRHH)?

Efectivamente, no es lo mismo: RRHH es sólo una de las aplicaciones de la Psicología en el ámbito laboral. El objetivo del departamento de RRHH es la adquisición, mantenimiento y desarrollo del capital humano a nivel individual, y engloba más ámbitos además del de la psicología del trabajo (como el administrativo de la plantilla, por ejemplo). Y como hemos visto, las funciones del psicólogo van mucho más allá de estas tareas de RRHH. Además, la diferencia clave del trabajo del psicólogo industrial es que está basado en la evidencia obtenida en la práctica y en las teorías que la apoyan, y no simplemente en estudios de casos o en proyectos previos.

¿Cuál es la situación del psicólogo del trabajo y de las organizaciones en España?

Hoy en día existen dos salidas laborales principales para el psicólogo del trabajo y las organizaciones en nuestro país: el departamento de RRHH de una empresa o una consultora independiente.

Lo lógico sería pensar que en una organización las posibilidades de ejercer funciones más variadas son mayores, pero en la mayoría de los casos no ocurre así. Durante el último siglo el área de RRHH se ha ido desarrollando rápidamente en los países occidentales, aunque de diferente manera en cada país. En España, en numerosas ocasiones los psicólogos centran sus funciones en selección de personal y en tareas administrativas como la gestión de los contratos o las pagas extraordinarias. Esto ha provocado dos consecuencias fatales para las condiciones y la imagen laboral del psicólogo industrial: ejercer tareas ajenas al ámbito de la Psicología y un alto intrusismo laboral por parte de profesionales de otros campos.

Por otro lado, en las consultoras los psicólogos pueden tener variadas alternativas de trabajo: reclutamiento y selección de personal, formación, coaching, estudios de satisfacción, implantación de estrategias, liderazgo, y muchas más.

De esta manera, en España se ha optado en gran medida por subcontratar los servicios del psicólogo del trabajo a consultoras especializadas, ya que supone un gasto menor en el corto plazo. Sin embargo, grandes multinacionales como IBM o Google, en las que se ha apostado por invertir en el profesional de la Psicología dentro de la empresa, han visto multiplicados sus beneficios. Y no solamente las multinacionales se ven favorecidas por esta inversión: pequeñas empresas familiares que también han apostado por la Psicología del Trabajo ya se han enriquecido con los resultados obtenidos.

Los recursos materiales no tienen ningún valor sin profesionales que puedan gestionarlos de manera eficiente y creativa.

Los recursos materiales no tienen ningún valor sin profesionales que puedan gestionarlos de manera eficiente y creativa.

La razón es muy simple, y es que el éxito de las organizaciones reside en su capital humano, es decir, en las personas. Por muy moderna que sea la tecnología con la que cuentes, de nada serviría sin profesionales que sepan sacar el mejor provecho de ello. O del modo contrario, si la organización no cuenta con recursos tecnológicos, la creatividad de los trabajadores será lo que al final diferencie a la empresa. Contar con un profesional capaz de gestionar este capital y alinearlo con la estrategia y los objetivos de la empresa a todos los niveles (individual, grupal y organizacional), ha demostrado los beneficios no sólo económicos sino también en términos de satisfacción personal.

En resumen, al psicólogo del trabajo y de las organizaciones aún le queda un largo camino que recorrer en España. En nuestro país existe una marcada jerarquía organizacional, en la que predominan las relaciones verticales (¡incluso más que en Japón o Sudáfrica!) sobre las horizontales, donde la creatividad se ve coartada y el liderazgo no siempre es constructivo para el grupo. Por ello, es crucial que el psicólogo se encargue de hacer valer su potencial en el ámbito organizacional, y no permita que sus competencias laborales se vean alteradas.

Para saber más…

  • Work in the 21st Century: An Introduction to Industrial and Organizational Psychology. Frank J. Landy & Jeffrey M. Conte (2010).

Ángela Rojo

Consultora Junior de SuccessFactors en IBM en Lituania. Gestiona dicho software de Recursos Humanos en Cloud en los módulos de aprendizaje, formación, reclutamiento e información del empleado. Psicóloga y Master en Psicología del Trabajo y las Organizaciones por la Universidad de Maastricht. Comenzó en retención de talento en Nuffic (La Haya), y más tarde en Recursos Humanos en IBM (Bruselas).

2 Interacciones

  1. He estado googleando un poco por posts de alta calidad o entradas en blogs sobre estos temas. Explorando en Google por fin encontré este blog. Con lectura de esta articulo, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este blog y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

  1. 05/12/2016

    […] ¿Te interesan los recursos humanos? No te pierdas el artículo estrella “¿Qué hace un psicólogo en mi empresa?”. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te guste...