Las consecuencias de la violencia de género en los menores - Psicomemorias
¿Quieres publicar tu artículo en Psicomemorias y ayudarnos en nuestra misión de divulgar psicología?
¡Claro que quiero!

Las consecuencias de la violencia de género en los menores

Por Beatriz Cano Fuentes

Numerosos autores y estudios se olvidan de comentar las consecuencias que tiene la violencia para los hijos que también la sufren. Según afirman Patró y Limiñana (2005), uno de los mitos relacionados con la violencia machista es que la conducta violenta del maltratador hacia la mujer no representa un riesgo relevante para los hijos de esos hogares. Sin embargo, el que estos sean testigos de la violencia o víctimas de ella conlleva consecuencias negativas tanto para su bienestar físico como psicológico, así como para su posterior desarrollo social y emocional.

Concretamente, según el estudio realizado por el Secretario General de Naciones Unidas en 2006 sobre la violencia contra los niños, se estima que entre 133 y 275 millones de todo el mundo están expuestos a violencia de género. Además se cree que en nuestro país puede haber 800.000 niños afectados por este tipo de violencia (Mesa, Aisa y Letosa, 2011).

Se concluye así que el problema no solo está en el gran número de mujeres que actualmente están sufriendo violencia de género, sino que, al ser madres, hay un elevado número de niños y niñas que también están sufriendo las consecuencias de la misma, ya sea directa o indirectamente.

En los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (2016), la violencia de género afecta en gran medida a los hijos de las mujeres. Fuente: Mesa et al. 2011.

Según, Echeburúa y De Corral (2010), la violencia contra la pareja afecta a los hijos, bien de forma directa (niños maltratados o tratados con negligencia) o bien en forma indirecta (por medio de la interferencia grave de su desarrollo emocional).

Para Holden (2003) hablar de “menores expuestos” a la violencia de género, supone tener en cuenta las diferentes manifestaciones posibles de maltrato infantil:

  • Perinatal: violencia física, psicológica o sexual hacia la mujer durante el embarazo.
  • Intervención: describe situaciones en las que niños y niñas intentan hacer o decir algo para proteger a la víctima.
  • Victimización: ser objeto de violencia psicológica o física en una agresión.
  • Participación: vigilar a la madre a petición del agresor y/o colaborar en las desvalorizaciones hacia ella, es decir, hacer cómplice al menor.
  • Ser testigo presencial: durante las agresiones, los menores están expuestos en la misma habitación o muy cerca de donde se produce la violencia.
  • Escucha desde otra habitación.
  • Observación de consecuencias inmediatas a la agresión: los menores ven moretones, heridas, objetos y mobiliario roto, ambulancias y policía.
  • Experimentar las secuelas: sintomatología materna a consecuencia de la violencia, separación y fin de la convivencia, cambios de residencia.
  • Escuchar sobre lo sucedido: puede tener conocimiento sobre el alcance de las consecuencias, habiendo o no presenciado la situación, al oír conversaciones entre adultos.

Según comenta Bravo (2008), el estado de ánimo de los niños que sufren violencia de género es muy variable y sus conductas suelen ser extremas, es decir, violentas como el padre o cariñosas y/o sumisas como su madre, mostrando un comportamiento polarizado. Además, expone que los niños pueden llegar a sentirse culpables de aquello que sus madres están viviendo, sobre todo por el fuerte apego, tanto afectivo como emocional que sienten hacia ella. Este autor también defiende cómo la inversión de roles entre madre e hijos sucede con frecuencia, haciendo que los menores pasen a hacerse cargo de las necesidades de la madre, principalmente las emocionales, dificultando su desarrollo emocional y de maduración de su personalidad.

Señala, además, la dificultad que presentan los niños para verbalizar las situaciones ocurridas, ya sea por pactos implícitos o explícitos de silencio, o por la imposibilidad de expresar, compartir y buscar ayuda. Todo ello relacionado, a su vez, con el carecimiento de modelos masculinos positivos, así como la perpetuación de conductas machistas en la siguiente generación debido a la observación reiterada del maltrato hacia la mujer por parte del progenitor (Patró y Limiñana, 2005).

Estos resultados ponen de manifiesto las dificultades por las que atraviesan estos menores y las influencias que conlleva la violencia de género, no sólo a corto plazo, sino también en su desarrollo futuro. Se hace precisa, pues, una atención profesionalizada y especializada, dentro del trabajo social, que dirigida no solo a las madres sino también a los menores, donde se apoye y favorezca el proceso de desarrollo de forma armónica e integral (Alberdi y Matas, 2002).

Esquema que engloba las diferentes dificultades de los menores víctimas de violencia de género. Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (2016).

Como se viene constatando, la violencia de género produce grandes consecuencias no solo en las mujeres, sino también en sus hijos, influyendo así en la educación de los mismos y en la relación con sus iguales. Estudios como el realizado por Alberdi y Matas (2002) afirma que la violencia de género provoca una disminución del rendimiento escolar, donde el 40% de la muestra de menores escolarizados presenta algún tipo de ayuda específica (seguimiento del proceso educativo y/o psicológico). Además, presentan mayor riesgo de sufrir Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), incrementando el uso de estrategias agresivas contra compañeros y agresión verbal contra profesores (Olaya, Tarragona, de la Osa y Epeleta, 2008).

Para saber más…

Adamson, J. L. & Thompson, R. A. (1998). Coping with interparental verbal conflict by children exposed to spouse abuse and children from nonviolent homes. Journal of Family Violence, 13, 213-232.

Alberdi, I. & Matas, N. (2002). La violencia doméstica. Informe sobre los malos tratos a las mujeres en España. Barcelona: Fundación La Caixa.

Ballif-Spanvill, B., Clayton, J.C., Hendrix, M. & Hunsaker, M. (2004). Individual differences in the use of violence and peaceful behavior in peer conflicts among Children who have and hace not witnessed interparental violence. Journal of Emotional Abuse, 4 (2), 101-123.

Bravo, C. (2008). Menores víctimas de Violencia de Género: experiencia de intervención en un centro de acogida para familias víctimas de Violencia de Género. Intervención psicosocial, 17 (3), 337-351.

Echeburúa, E. & De Corral, P. (2010). Violencia en las relaciones de pareja. Un análisis psicológico. En José Ramón Agustina (Dir.), Violencia intrafamiliar. Raíces, factores y formas de la violencia en el hogar (pp. 135-164). Madrid: EDISOFER.

Holden, G.W. (2003). Children Exposed to Domestic Violence and Child Abuse: Terminology and Taxonomy. Clinical Child and Family. Psychology Review, 6 (3), 151-160.

Mesa, M. C., Aisa, O. & Letosa, L. (2011). Una mirada hacia los hijos e hijas expuestos a situaciones de Violencia de Género. Orientaciones para la Intervención desde los Servicios Sociales en Aragón. Zaragoza: Instituto Aragonés de la Mujer (IAM).

Olaya, B., Tarragona, M.J., De la Osa, N. & Ezpeleta, L. (2008). Protocolo de evaluación de niños y adolescentes víctimas de la violencia doméstica. Papeles de Psicólogo, 29 (1), 123-135.

Orte, C. (2006). Nuevas perspectivas sobre la violencia y el “bullying” escolar. Panorama Social, 3, 27-41.
Patró, R. & Limiñana, R.M. (2005). Víctimas de violencia familiar: Consecuencias psicológicas en hijos de mujeres maltratadas. Anales de psicología, 21 (1), 11-17.

Vainstein, N. & Rusler, V. (2011). Por qué, cuándo y cómo intervenir desde la escuela ante el maltrato a la infancia y la adolescencia. Guía Conceptual. Argentina: UNICEF.

Velaz, C. (2004). Medidas para prevenir el rechazo escolar y evitar la exclusión social. Zaragoza: Ministerio de Educación y Ciencia Seminario sobre Atención a la diversidad en la enseñanza obligatoria.

Sobre Psicomemorias

Psicomemorias es una plataforma de divulgación de Psicología. Si quieres conocer más sobre nosotros, puedes echar un ojo aquí: http://www.psicomemorias.com/linea-editorial/

24 Interacciones

  1. Juan Jose Miguel dice:

    Muy chulo. Ha faltado algo mas de chicha, pero se hace ameno.

  2. Isabel dice:

    Me ha parecido muy interesante y muy bien desarrollado un trabajo excelente. Enhorabuena

  3. Sunita Gordhan Gangwani dice:

    Muy buen artículo. Muy bien documentado.

  4. Susana dice:

    Me ha encantado. Se nota que estás preparada y puesta en el tema. Gracias

  5. Rosa dice:

    Muy interesante y documentado.

  6. Sergio dice:

    Buen trabajo. Felicidades

  7. Isabel dice:

    Buen artículo.

  8. Ana dice:

    Me ha parecido interesante

  9. Mina dice:

    Me parece interesante. Hay que trabajar mas en estos temas en benéfico de todos. Es un buen trabajo. Saludos

  10. Fermín dice:

    Gran artículo sobre un tema muy importante. Buen trabajo.

  11. Faustino dice:

    Un artículo muy interesante, que nos hace reflexionar sobre las terribles consecuencias de la violencia de género en los niños y adolescentes.

  12. José salvador dice:

    Muy buen artículo! Totalmente cierto, gracias a personas como tu esta sociedad se va concienciado cada vez más de este asunto tan importante. Buen trabajo Beatriz.

  13. Angeles dice:

    Muy buen artículo.

  14. Xomisma dice:

    No a estado mal, lástima k sea sobre un tema tan horrible y actual!!!

  15. Luis dice:

    Interesante

  16. Davinia dice:

    Un trabajo brillante!Enhorabuena a la autora

  17. Beatriz Cano dice:

    Muchísimas gracias a todos y todas. Es un lujo poder escribir sobre lo que te gusta. Abrazos a todxs.

  18. Yolanda dice:

    Muy buen trabajo. Bastante interesante. Enhorabuena.

  19. Eladio dice:

    Interesante

  20. Sandra Moreno vallejo dice:

    Muy buen trabajo y perfectamente argumentado. Pero hay que seguir trabajando en éste ámbito.
    Felicidades

  21. Merche dice:

    Muy interesante.

  22. MÓNICA dice:

    Felicidades.Muy buen articulo.Bastante interesante y muy bien argumentado

  23. María Rosa dice:

    Enhorabuena, me parece un artículo estupendo, sigue trabajando así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te guste...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar